Supera la primavera con tu coche

Cómo cuidar el coche en primavera

La primavera la sangre altera, y no sólo a las personas. Es una época de cambios, que pueden afectar negativamente a nuestro coche.

El polvillo provocado por el polen, los cambios bruscos de temperatura y los chubascos inesperados son señas de identidad de la primavera. Además de ensuciarnos en coche, también puede afectar al motor y al sistema de climatización.

Además, en primavera también es cuando los animales terminan la hibernación y se reactivan. Es un punto que debemos tener en cuenta a la hora de viajar, para evitar tanto atropellos a animales como los incómodos mosquitos en el parabrisas.

Por todo eso, Autocasión ha elaborado un listado de los elementos que debemos cuidar especialmente en primavera.

Elementos a revisar en primavera

Por eso, en primavera debemos supervisar con especial interés algunos puntos de los vehículos.

El filtro del aire

Es uno de los elementos fundamentales en esta época. Y es que si el aire está sucio, puede provocar que las piezas del motor se desgasten más rápidamente, provocando averías.

La parte buena es que el filtro del aire no es algo caro. Además, puede incluso reducir el consumo del vehículo.

Circuito de climatización

Es inútil cambiar el filtro anti polen si las canalizaciones del sistema de calefacción y climatización están sucios. Este cambio es especialmente importante en primavera, porque el frío del invierno hace que se adhiera suciedad en lso conductos, haciendo de ellos un terreno perfecto para las bacterias y microorganismos.

El filtro anti polen

Tal y como decíamos antes, el filtro anti polen se debe cambiar después de limpiar el circuito de climatización.

Tener uno nuevo en primavera puede protegernos para evitar ataques de alergia al volante. No sólo son incómodos, sino también peligrosos.

Cuida la pintura

El sol, el polen, los insectos… todos son comunes en primavera, pero pueden estropear la pintura del coche. Por eso, es muy buen momento para echar en la carrocería una capa de cera, que haga que el polvo no se adhiera a la pintura. Igualmente, protege el brillo y el color.

Ojo con los insectos

Cuando varios insectos chocan contra el parabrisas, reducen visiblemente nuestra visibilidad. Por eso, es importante llevar líquido específico en el limpiaparabrisas.

Las luces

No es raro cruzarse con un animal en la carretera, y el riesgo de atropellarlo aumenta por las noches. Y la mejor forma de evitarlo es verlos claramente. Para ello debemos asegurarnos de que todas las luces funcionan adaecuadamente.

El refrigerante

Todos nos hemos dado cuenta de que las temperaturas han subido bastante en las últimas semanas. Para que no perjudique al coche es importante comprobar que tenemos el nivel adecuado de refrigerante.

Neumáticos

La suciedad no se coloca sólo en la chapa, sino también en el asfalto. Por eso, crea una capa resbaladiza en cuanto llueve un poco. Es fundamental asegurarnos de llevar los neumáticos en buen estado, así como la presión.

El radiador delantero

En el radiador delantero se pueden colar muchas cosas. Desde insectos hasta hojarasca. Eso puede obstruir el paso del aire, haciendo que suba la temperatura del motor. Limpiarlo es la mejor opción para evitar sustos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Qué luces hay que utilizar en el coche

Trucos para limpiar el coche

La alergia y la conducción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×