El estrés al volante

¿Cuáles son las causas de estrés al volante?

Los conductores deben poner todos los sentidos en la carretera, esto requiere mucha concentración al volante, si se interrumpe, puede llevar a un estado de estrés.

En la conducción, influye tanto el estado físico como mental de la persona que conduce.

Por este motivo, si el conductor se encuentra en plenas facultades físicas y mentales, es capaz de percibir y reaccionar ante cualquier estímulo.

¿Qué es el estrés?

Se trata de una reacción del cuerpo que produce alteraciones físicas ante determinados estímulos repetidos. Además, puede ir asociado a alteraciones psicológicas.

Factores que influyen en los conductores

A continuación, vamos a ver los elementos que influyen en los conductores provocándoles ese comportamiento al volante.

Según el periódico ABC a través de un estudio de General Tire, confirman que seis de cada diez personas admiten que se estresan mucho cuando se les interrumpe.

Un ejemplo de ello son las llamadas inesperadas, la pérdida de conexión de Wi-Fi, el tráfico denso o pinchar una rueda.

Según el estudio de General Tire, los factores más frustrantes al volante son los siguientes:

  •  Llamadas de teléfono inesperadas.
  • Pérdida de conexión Wi-Fi.
  • Atascos.
  • Neumáticos pinchados.
  • Gente que se cuela en los atascos.
  • Música alta.
  • Gente que presiona en los atascos.
  • La gente que pide en la calle.
  • Quedarse sin batería en su teléfono móvil.
  • Lluvia inesperada.
  • Quedarse sin combustible.

Consejos para combatir el estrés

Con el objetivo de hacer frente a ese elemento que altera nuestra conducta, vamos a ver una serie de trucos a seguir para reducir este comportamiento al volante.

  • Planear el viaje con antelación. Esto dará una mayor seguridad al viajar.
  • Olvidarse de los problemas del día a día durante la conducción.
  • Conducir a una velocidad en la que el conductor se sienta cómodo.
  • Aceptar las circunstancias de tráfico que puedan darse y adaptarlas a la conducción.
  • No discutir dentro del vehículo.
  • Evitar las distracciones, como el uso del móvil. Además, puede suponer una multa.
  • Estar descansado antes de un viaje largo para evitar la fatiga.
  • Tener una actitud positiva.
  • Controlar la temperatura del vehículo para que no sea molesta.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Amaxofobia, fobia a conducir

El sueño al volante y sus riesgos

Trucos para aparcar la agresividad al volante

 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×