Qué hacer ante una ola de frío si tu coche no arranca

El frío y los coches

Con la ola de frío que arrasa en toda España, es muy común que se de la situación en la que quieras coger tu coche y no arranque. Esta situación es muy desagradable ya que no todo el mundo sabe como reaccionar y que hacer ante esta situación.

Los coches modernos, cada vez están más preparados para episodios invernales como estos, pero, si tienes un coche más antiguo puede que se de la situación.

Otra razón en la que se puede dar una situación desagradable como estas es cuando no tenemos un garaje. El coche al estar en la calle, le afecta todos los factores meteorológicos, lluvia, nieve, hielo y frío.

El frío en las baterías

Normalmente, cuando nuestro coche no consigue arrancar, suele ser causa de la batería, pero también hay veces que fallan las bujías, los calentadores o el aceite.

La batería es la parte del coche que más sufre cuando las temperaturas son muy bajas ya que la batería hace que el coche arranque y cuanto más fría esté, más le constará al coche arrancar.

Muchas personas cuando un coche no arranca por causa de la batería la dan por perdida y hay algunos trucos que pueden hacer que vuelva a funcionar. Uno de ellos es poner sobre ella una toalla caliente, siempre seca, para que entre en calor. Esto puede hacer que la batería arranque. Si aún así no arranca, deberíamos probar a recargarla y, si aún así no funcionara, cambiarla.

El frío en las bujías y los calentadores

Las bujías y los calentadores son otra causa que hace que nuestro coche no consiga arrancar, aunque no es la más usual.

Las bujías sólo están presentes en los coches de gasolina y los calentadores en los coches de diésel. Al igual que la batería, estos dos elementos ayudan al coche a arrancar y hacen que el motor se ponga en marcha.

Estos dos elementos, si están excesivamente fríos, no consiguen arrancar el coche, pero, la única forma de hacerlos arrancar es a manos de un profesional. Por ello, no dudes en visitarlo si compruebas que tienes algún problema con ellos.

El frío y el aceite

La última de las causas que puede afectar a que el coche no arranque cuando hay una ola de frío es el aceite. El frío hace que cambie la viscosidad del líquido. Tanto el exceso de frío como el exceso de calor hace que la consistencia del aceite cambie y esto no es bueno.

Para evitar esta situación, existen distintos tipos de aceites especiales que se adaptan a las temperaturas. Si el clima es muy extremo, te aconsejamos que utilices este tipo de productos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Conducir en moto en invierno

Conducción en invierno

Cómo cuidar tu coche en invierno

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×