Nuevos radares de tramo

Radares de tramo en Cataluña

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha puesto este lunes en funcionamiento cuatro nuevos radares de tramo para intentar reducir la velocidad excesiva o inadecuada y reducir la siniestralidad.

Con la instalación de estos cuatro nuevos radares, son ya 17 los cinemómetros de este tipo que tienen instalados en la Comunidad Autónoma.

Los nuevos radares de tramo

Los nuevos cinemómetros están instalados en las siguientes localizaciones:

Tarragona, A-7. Uno en cada sentido de la marcha.
– Entre Corça y Sant Joan de Mollet, en la C-66. También en ambos sentidos de la marcha.

En Tarragona controlarán un tramo de 4,1 km de longitud con un límite máximo de velocidad permitido de 100 km/h. Y en la C-66 abarcarán un tramo de 8,72 km de longitud también con un límite de 100 km/h.

Cómo funcionan los radares de tramo

Este tipo de radares tiene un mecanismo sencillo. Así, reconoce las matrículas al inicio y al final del tramo. Una vez finalizado, calcula la velocidad media. Así determinará si ha superado el límite de velocidad.

Con los radares de tramo se persigue el objetivo de evitar las frenadas frente a los radares. Igualmente, quieren lograr velocidades más uniformes a lo largo del tramo.

Las carreteras catalanas

Las carreteras de Cataluña ya tenían, antes de esta última actualización, 13 radares de tramo en marcha. Los han estado instalando, poco a poco, desde julio de 2010. Los primeros fueron en la N-230 al túnel de Vielha, uno en cada sentido de la marcha.

Actualmente hay también dos en la N-340 entre Amposta y Sant Carles de la Ràpita, uno en cada sentido de la marcha; uno en la C-65 entre Cassà de la Selva y Llagostera (Gironès), en la C-58 entre Sabadell y Badia del Vallès en sentido Barcelona; la AP-7 entre Ulldecona y Amposta en sentido Tarragona; la N-II entre Fornells de la Selva y Quart, y en Girona uno en cada sentido de la marcha, y en el carril buzo-VAO de la C-58.

A lo largo de este año está previsto inaugurar cuatro nuevos equipos en dos tramos de la red viaria catalana: en la N-2, a la altura de Capmany-Agullana, y en la C-16, en un tramo en Sant Cugat.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Margen de error: ¿En qué consiste?

Ya funciona el primer radar de tramo de Madrid

Cómo evitar multas de radar con éxito

El radar Pegasus vigila y pone multas por las noches

Los radares en el suelo: trampa para los conductores

Cómo recurrir una multa de tráfico

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×